Viajar costara un 15% más por el Brexit


Algunos de los primeros efectos del Brexit podrán encontrarse pronto en una tienda en Nueva York o en un bar en la Costa Brava. Los turistas este verano van a ver, por primera vez, como la  agitación política que impacto al mundo el año pasado, se traducirá durante sus vacaciones, y en la mayoría de los casos, no va a ser mejorándolas.

La caída en el precio de la libra esterlina desde la  votación en junio pasado, y junto a la inestabilidad financiera que continua tras la elección de Donald Trump, significa que el costo de los viajes al extranjero ha sido impulsado por los turistas británicos.

Se estima que ir de vacaciones a Europa o los EE.UU va a costar un 15% más que el año pasado.

El problema


La libra ha caído frente al dólar desde el referéndum del 23 de junio y se teme que seguirá cayendo, teniendo en cuenta además la incertidumbre que rodea al acuerdo Brexit y las negociaciones que comenzaran a finales de este año.

La libra esterlina se sitúa en alrededor de 1,18€, una caída de más  de 10 centavos de dólar en el último año.

Una forma de ilustrar esto es desde el balancín que se realiza a través de los costos analizados por un barómetro, que rastrea los precios de los suplementos en vacaciones, como el alcohol, los refrescos, el café, crema solar, repelente de insectos y una comida de tres platos para dos personas.

En comparación con hace dos años, estos son un 28% más costosos en  Orlando, Florida, con un promedio de 81€.En Niza, es un  41% mas, o 91€. En el Puerto Ingles alcanza los €165, un 45% más respecto a hace dos años.

Ir a Estados Unidos


La libra ha sufrido su más aguda caída frente el dólar que todo lo conquista, disminuyendo un 17% su valor a partir de $1.49 antes del referéndum, y encontrarse en la actualidad en  $1.24.

Esto significa que un plato de huevos en un restaurante local ha subido, así como el impuesto que viene como inevitable complemento.


Un respiro puede encontrarse en el hecho de que el precio de las tarifas aéreas y los hoteles han disminuido en los últimos dos años debido a la competencia entre tantas compañías aéreas y diferentes empresas de vacaciones. Los vuelos a Fort Lauderdale y Boston han caído en casi un tercio, y San Francisco más de un cuarto y los precios locales en destinos populares como Orlando, Las VegasBoston han bajado hasta un 10% en comparación con el verano pasado.


0 comentarios:
Publicar un comentario

 
Diseñado por Free WordPress Themes | Adaptado por Lasantha